10 cosas que puedes hacer en Linux, pero no en Windows

Linux ha ganado una popularidad significativa en la última década más o menos. A pesar de tener una participación de mercado relativamente baja en comparación con Windows, se adapta bien a los requisitos cambiantes de los usuarios a través de su constante desarrollo.

Linux tiene algunas características de última generación de las que carecen otros sistemas operativos por ahora. Tales características, junto con su sólido soporte, están creciendo continuamente dentro de su comunidad.

Entonces, echemos un vistazo a 10 cosas que puedes hacer en Linux que no puedes hacer en Windows.

ventajas de linux frente a windows

1. Probar una distribución sin instalarla

Linux tiene varias distribuciones que ofrecen cientos de características únicas. Lo bueno es que las distribuciones te permiten probar el entorno primero usando una función de arranque en vivo (Live Booting).

Si estás pensando en cambiar a Linux, no es necesario que elimines tu sistema operativo actual. La función de arranque en vivo te permite ejecutar cualquier distribución de Linux en tiempo real a través de una unidad USB. Por lo tanto, puedes evaluar una distribución mientras mantienes intacto tu sistema operativo actual.

Sin embargo, esta función no se limita solo a las pruebas. También te permite mantener Linux portátil en una unidad USB. Puedes comenzar a usar cualquier distribución de Linux sin configurar la partición del disco duro de tu PC y otras configuraciones.

El arranque en vivo es seguro para tu sistema, ya que se ejecuta principalmente en RAM. Pero primero, deberás crear una unidad USB de arranque utilizando la imagen ISO de la distribución.

2. Elegir entre tantas distribuciones y opciones

Como sabrás, Linux tiene varias distribuciones y opciones. Puedes encontrar distribuciones que sean adecuadas para una audiencia específica, como jugadores, usuarios novatos, desarrolladores de sistemas, hackers éticos, ingenieros de redes y más.

Cada distribución tiene algunas características y optimizaciones únicas para tipos particulares de usuarios y sistemas. La competencia entre distribuciones mejora la calidad del ecosistema Linux en su conjunto. Incluso puedes usar una distribución en particular para uso personal y otra para el trabajo.

Esta variedad ayuda a brindarte una experiencia personalizada. Puedes obtener una distribución de Linux específica si deseas usar el sistema operativo para tareas específicas. 

Con tantas distribuciones y sus opciones, Linux te ofrece opciones que no obtienes en Windows.

3. Usar el sistema operativo gratis para siempre

Linux es de código abierto y puedes instalarlo de forma gratuita, a diferencia de Windows, que tiene un precio bastante elevado. El creador de Linux desarrolló este sistema operativo porque quería un sistema operativo gratuito para usar. Por lo tanto, puedes seleccionar cualquier distribución de Linux e instalarla sin preocuparte por gastar un centavo. 

Además, la mayoría de las aplicaciones que vienen con Linux, como LibreOffice, Firefox, GIMP y muchas más, también son gratuitas, a diferencia de las costosas suscripciones de Microsoft Office. Esta libertad es uno de los aspectos más destacados de la historia de éxito.

4. Crear tu propio sistema operativo

En relación con el punto anterior, dado que Linux es de código abierto, significa que cualquiera puede usar, editar y distribuir su código fuente. Tienes acceso al código completo y puedes modificarlo o incluso agregarle funciones personalizadas. 

Este paso se considera bastante innovador y es una de las razones detrás de su popularidad. Imagina las características que siempre quisiste, ahora puedes agregarlas tú mismo y desarrollar un sistema operativo personalizado.

La naturaleza de código abierto de Linux ha ayudado a aumentar el apoyo de su comunidad. Puedes obtener fácilmente soluciones y arreglos para cualquier problema al que te enfrentes a través de debates en los foros. Todo se debe al código fuente abierto.

Claramente, no puedes hacer tales cosas en Windows debido a la falta de disponibilidad del código fuente.

5. Usar el sistema operativo sin necesidad de un antivirus

Otra ventaja de usar Linux es que los sistemas basados ​​en Linux (en la mayoría de ocasiones) no necesitan software antivirus. Esto se debe a que la mayoría de los virus y malware se dirigen a las PCs con Windows.

El sistema Linux tiene una capa protectora sobre los archivos centrales del sistema operativo, que no permite que nadie, excepto los superusuarios, acceda a los archivos root. Es por eso que los ataques de virus en Linux son raros.

6. No es necesario reiniciar la computadora en cada paso

Reiniciar después de cada actualización del sistema o desinstalar un software es algo bastante molesto en Windows. Por lo general, no es el caso con Linux, ya que las instalaciones no requieren que el sistema se reinicie en cada paso.

Los sistemas Windows requieren un reinicio después de un cambio en cualquiera de sus configuraciones, por ejemplo, configurar los altavoces, la cámara web y más. Linux es sencillo en este aspecto: apenas te pide que reinicies el sistema después de un cambio en la configuración. 

Sin embargo, Linux necesita reiniciarse a veces, pero solo después de las actualizaciones en el kernel de Linux. Entonces, en general, la experiencia es bastante fluida y no requiere largas horas de espera para que un sistema se reinicie y configure después de una actualización.

7. Utilizar distribuciones ligeras para resucitar PCs y portátiles antiguas

El soporte del sistema operativo para sistemas antiguos se interrumpe continuamente. Esto se debe principalmente a la rápida mejora en la tecnología de hardware.

Recientemente, Windows, con Windows 11, suspendió su soporte para varias PCs más antiguas. Sin embargo, Linux proporciona soluciones para abordar este problema.

Puedes resucitar tus computadoras portátiles y PCs antiguas instalando distribuciones de Linux adecuadas para las especificaciones de tu dispositivo. Puedes encontrar fácilmente el adecuado que admita sistemas antiguos y de gama baja, ya que hay muchas distribuciones livianas, especialmente diseñadas para este propósito.

No solo distribuciones, sino que también obtienes aplicaciones livianas que se ejecutan sin problemas en hardware antiguo, sin atascar el sistema.

8. Personalizar casi cualquier componente del sistema operativo

Nuevamente, como Linux es de código abierto, significa que cualquiera puede usar, modificar y probar su código. Esta característica te permite agregar funciones personalizadas y mejoras a tu sistema. 

Incluso si no eres un desarrollador y no quieres jugar con el código fuente, Linux te permite personalizar casi todos los aspectos desde la configuración y a través de la terminal. 

Puedes personalizar cosas como temas, métricas, sistemas de archivo y mucho más. Incluso puedes cambiar el administrador de archivos predeterminado, el entorno de escritorio y otros componentes principales de tu sistema operativo.

9. Crear una carpeta llamada CON

¿No me crees? Inténtalo tú mismo. Windows prohíbe crear una carpeta llamada CON. Esto se debe a que CON está reservado para tareas específicas del sistema.

Sin embargo, Linux te permite crear una carpeta CON. De hecho, no hay restricciones para nombrar carpetas y archivos.

10. Usar múltiples entornos de escritorio simultáneamente

Los entornos de escritorio como GNOME, KDE, XFCE y más son la belleza de Linux. Puedes ir un paso más allá e instalar varios entornos de escritorio en la misma distribución de Linux. Esta habilidad te permite probar diferentes opciones de la misma distribución simultáneamente.

Algunas distribuciones de Linux vienen preinstaladas con múltiples entornos de escritorio, mientras que en otras debes instalar y configurar los escritorios manualmente. No encontrarás esta funcionalidad en Windows por completo, ya que solo hay un escritorio de Windows que estás obligado a usar.

Disfrutar de una experiencia de escritorio única en Linux

Linux es un sistema operativo innovador respaldado por una comunidad enorme que expande continuamente su conjunto de funciones. Está creciendo en términos de características, rendimiento y estabilidad.

Como mencioné anteriormente, Linux proporciona varias características únicas que faltan en otros sistemas operativos propietarios como Windows. Si estás buscando alguna de estas características en tu sistema operativo, siéntete libre de cambiar a Linux. Es gratis y puedes probarlo a través de un arranque en vivo con solo una unidad USB.

10 razones por las que debes seguir usando Windows – olvídate de Linux

Fuente: MakeUseOf

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente