viernes, 1 de mayo de 2020

Hacker usó una herramienta de hacking para espiar a su “crush”

En 2013, entre las muchas revelaciones sobre abusos de vigilancia masiva por parte de la NSA provenientes del tesoro de las filtraciones de Snowden, también hubo otras revelaciones. Los estadounidenses también descubrieron que los agentes de la agencia de inteligencia espiando a sus crush (amores imposibles). 




Llamado LOVEINT (aparentemente una obra de teatro sobre 'Love-Intelligence'), en esta revelación varios agentes de todo el mundo fueron sorprendidos espiando a personas de las cuales estaban enamorados. Los agentes llevaban a cabo estas acciones utilizando las excelentes herramientas espías de la NSA.

Espía atrapado espiando a su crush

Ahora resulta que un empleado de una infame compañía de vigilancia fue atrapado tratando de hacer exactamente lo mismo. Según cuatro fuentes, un ex empleado de NSO Group, la empresa de vigilancia de Israel fue descubierto haciendo esta práctica.

La tecnología de esta empresa de hacking se usó en los teléfonos de los asociados del periodista asesinado Jamal Khashoggi. El susodicho empleado fue sorprendido usando la herramienta de hacking de la compañía para apuntar a un amor imposible, popularmente conocido como crush.


Pegasus

El incidente ocurrió en 2016 cuando un empleado usó Pegasus, el software insignia de la compañía para espiar a una mujer.

NSO vende un producto de hacking llamado Pegasus a clientes gubernamentales. Con Pegasus, los usuarios pueden acceder de forma remota a dispositivos iPhone o Android completamente actualizados. Acceden con un ataque que requiere que el objetivo haga clic en un enlace malicioso una vez o, a veces, ni siquiera haga clic en nada. 

Pegasus aprovecha varias de las llamadas vulnerabilidades de día cero, que utilizan vulnerabilidades que fabricantes como Apple desconocen.

Después de infectar un dispositivo, Pegasus puede rastrear la ubicación del objetivo, leer sus textos, correos electrónicos, mensajes de redes sociales, desviar sus fotos y videos. También permite encender la cámara y el micrófono del dispositivo.

Este empleado usó el sistema de un cliente para su cometido. El lado del cliente del sistema Pegasus es muy fácil de usar; en algunos casos, un usuario simplemente ingresa el número de teléfono del objetivo y comienza el proceso de irrumpir en el dispositivo.

El objetivo era una mujer que el empleado conocía personalmente, dijeron las fuentes.

Si bien la controvertida compañía sí despidió de inmediato al empleado, es otro ejemplo de cuán poderosas son las personas que se les confía el uso de herramientas de vigilancia potentes. 

¿Qué opinas de esta interesante historia? Por favor compártela en las redes sociales.


Fuente: Vice.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.