martes, 26 de febrero de 2019

¿Qué es DHCP – Protocolo de configuración dinámica de host?

El Protocolo de configuración dinámica de host (Dynamic Host Configuration Protocol – DHCP) es parte integral de las redes y controla qué direcciones IP reciben los dispositivos para que puedan comunicarse con Internet. Por lo general, la asignación de IP es automática, pero si necesitas IP estáticas, la familiaridad con DHCP es esencial.




DHCP puede manejar asignaciones de IP
Cada dispositivo que se conecta a una red necesita una dirección IP. En los primeros días de las redes, los usuarios se asignaban manualmente una dirección IP, pero esa es una tarea incómoda, especialmente para lugares con muchos dispositivos, como una oficina corporativa. DHCP, en parte, automatiza este proceso, lo que facilita mucho la conexión de dispositivos a la red. Los servidores o enrutadores DHCP manejan este proceso en base a un conjunto de reglas definidas. La mayoría de los enrutadores están configurados para usar un rango de 192.168.0.x, por ejemplo, por lo que comúnmente verás direcciones IP como esta en las redes domésticas.
que es dhcp y como funciona
El proceso es bastante sencillo. Cuando un cliente (una computadora, dispositivo IoT, tablet, teléfono celular, etc.) se conecta a la red, envía una señal (denominada DHCPDISCOVER) al servidor DHCP (o enrutador). El servidor responde con todas las reglas y configuraciones de la red y una dirección IP para su uso (un DHCPOFFER). El cliente reconoce la información y solicita permiso para usar la dirección asignada (un mensaje DHCPREQUEST). Finalmente, el servidor DHCP reconoce la solicitud y el cliente es libre de conectarse a la red.

DHCP controla el rango de direcciones IP
Puedes configurar DHCP para controlar el rango de direcciones IP disponibles para su uso. Si estableces que el rango comienza en 192.168.0.1 y el final es 192.168.0.100, entonces todas las direcciones disponibles estarán en algún lugar dentro de ese rango. Nunca verás un dispositivo asignado a 192.168.0.101. Además, ten en cuenta que la IP de inicio (192.168.0.1 en este ejemplo) está reservada para el enrutador. Algunos enrutadores solo enumeran una dirección de inicio y luego incluyen una opción para un número máximo de usuarios (que determina la dirección final).

La ventaja de esto es que puedes controlar cuántos dispositivos se conectan a tu red simultáneamente (no más de 100 en este ejemplo). Pero el inconveniente es que, si estableces el rango demasiado pequeño, puedes evitar involuntariamente la conexión de nuevos dispositivos. Para permitir un rango más bajo de direcciones IP, los servidores DHCP solo transfieren las direcciones IP a los dispositivos.

Las direcciones asignadas dinámicamente son temporales
Cuando un servidor DHCP asigna una dirección IP, lo hace bajo un sistema de arrendamiento. La máquina conserva esta dirección IP durante un número determinado de días, después de lo cual puede intentar renovar la dirección IP. Si no se envía una señal de renovación (como una máquina fuera de servicio), el servidor DHCP reclama la dirección IP para asignarla a otro dispositivo. Cuando se detecta la señal de renovación, el dispositivo conserva su dirección IP durante otro conjunto de días. Es por esto que tu dirección IP puede parecer que cambia de vez en cuando si usas la opción ipconfig a menudo.

Es posible que dos dispositivos terminen con la misma IP, como una máquina virtual que pasa la mayor parte del tiempo fuera de línea. La máquina virtual no podrá enviar la señal de renovación, por lo que su dirección IP se entregará a otra máquina. Cuando se vuelve a activar la VM, todavía tiene un registro de la dirección IP anterior (especialmente si se restaura desde una instantánea), pero no podrá usar esa dirección IP desde que se tomó. Sin ese permiso, no puede conectarse a la red hasta que se asigne una nueva IP. Pero el uso de direcciones IP dinámicas debería evitar este tipo de escenario.

Las direcciones IP estáticas son necesarias para algunos dispositivos
Si tienes una impresora conectada a la red o un servidor multimedia (como una unidad NAS o un servidor Plex), sería un inconveniente para ellos cambiar tus direcciones IP. Si bien la renovación del contrato puede evitar esto, aún es posible que la dirección IP cambie. Si se reinicia tu enrutador, debido a un corte de energía o porque estás tratando de resolver un problema molesto, entonces todas las direcciones IP generadas dinámicamente pueden ser reasignadas. Para esos escenarios, la asignación manual de una dirección IP estática resolverá el problema.

El proceso exacto para esto varía, especialmente porque las interfaces web del enrutador pueden cambiar de un dispositivo a otro, incluso cuando son realizadas por el mismo fabricante.  Pero una dirección IP estática aún debe cumplir con las reglas de rango, si existen. Usando una dirección IP actual como la base para una IP estática suele ser lo más fácil de hacer. Dependiendo del dispositivo y tu sistema operativo, puede ser posible establecer una IP estática en el extremo del dispositivo en lugar de hacerlo a través del enrutador o el servidor DHCP. Esto puede ser necesario si el enrutador en sí no admite IP estática.

¿Te ha sido útil el articulo? Por favor compártelo en las redes sociales.


Fuente: How To Geek

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.