sábado, 29 de abril de 2017

7 razones prácticas para utilizar una máquina virtual

El término “virtual” ha sido cooptado de muchas maneras por lo que ahora es un término vago y confuso. Realidad virtual. RAM virtual. Las escuelas virtuales. La palabra clave virtual en lenguajes de programación… La virtualización en el contexto de las computadoras.


La virtualización (También conocida como el uso de máquinas virtuales) es cuando se toma un conjunto de recursos físicos, como la CPU y la memoria RAM, espacio en disco duro y son asignados en diferentes partes que son vistas como sistemas separados. Pero no son sistemas “reales”. Una computadora puede ser dividida en muchos sistemas “virtuales”.

La forma más fácil de “virtualizar” es utilizar el software gratis VirtualBox. Pero la gran pregunta es... ¿por qué? ¿Cuál es el motivo para hacerlo? ¿Cómo puede servirme la virtualización? A continuación te menciono algunas de las formas más prácticas en las que puedes utilizar una máquina virtual para tu beneficio.

7 razones prácticas para utilizar una máquina virtual

1. Probar un nuevo sistema operativo
Digamos que has sido un usuario de Windows toda tu vida, pero te sientes aventurero y deseas tener una distro de Linux. ¿Cuáles son tus opciones? Tienes varias – incluyendo una configuración de arranque dual, pero se puede argumentar que serás más feliz con virtualización.

En el sistema Windows sólo tienes que instalar VirtualBox y crear una nueva máquina virtual. Luego tomar cualquier ISO de instalación de Linux (te recomiendo una versión reciente de Ubuntu o Linux Mint) e instalarlo en la máquina virtual. Ahora se puede ejecutar Linux (el OS “invitado”) en una ventana dentro de Windows (el sistema operativo “anfitrión”) como cualquier otro programa.

Esto es en realidad la forma más segura para poner a prueba un nuevo sistema operativo debido a que la máquina virtual actúa como una sandbox - si algo va mal en el sistema operativo huésped, este no afectará el sistema operativo anfitrión. Si hay un fallo catastrófico, sólo tienes que volver a crear la máquina virtual y volver a instalar el sistema operativo.

2. Ejecutar software antiguo o incompatible
En ocasiones requerimos utilizar algún programa que es de suma importancia y que no ha sido actualizado y por ende es incompatible con nuestro sistema operativo actualizado. Muchas veces se puede necesitar alguna aplicación que solo es compatible con un sistema operativo y una máquina virtual es la única solución.

Otra situación podría ser que quieras software que solo es compatible con Windows XP en Windows 10 o software compatible solo con Linux o Mac.

3. Ejecutar malware deliberadamente
Debido a la naturaleza de espacio aislado de una máquina virtual, puedes ser imprudente con la seguridad y hacer las cosas que normalmente debes evitar. Por ejemplo, nunca debes abrir archivos adjuntos de correo electrónico no solicitados, ya que podría ser malware disfrazado.

Sin embargo, una máquina virtual puede ser una gran manera de probar los archivos sospechosos en busca de malware. Además, puedes utilizar las máquinas virtuales para ejecutar deliberadamente virus para ver cómo juegan en tiempo real, ya sea por curiosidad, investigación o aburrimiento.

Ten en cuenta que hay algunos riesgos al hacer esto: el malware más reciente puede ser capaz de detectar que el entorno está virtualizado y tratar de salir del sistema operativo huésped para el sistema operativo anfitrión.

4. “Explorar” tu sistema operativo
Si eres particularmente quisquilloso, las máquinas virtuales te permiten explorar y experimentar con su sistema sin miedo a las repercusiones. Esta puede ser una manera ingeniosa para convertirte en un experto en uno o más sistemas operativos.

Por ejemplo, se puede virtualizar Windows 10 dentro de Windows 10 y jugar con el registro. Si tienes curiosidad sobre el directorio System32, utiliza el sistema operativo invitado para abrir archivos, editar archivos, o incluso eliminar archivos. Puedes ver hasta dónde puedes ir antes de destrozar tu sistema.

Me parece especialmente útil cuando se está aprendiendo Linux y la línea de comandos. Mientras que la línea de comandos ofrece mucho poder y puede hacer muchas cosas interesantes, a veces un error puede paralizar el sistema. Una máquina virtual podrá ayudarte a familiarizarse sin ningún tipo de riesgo.

5. Crear copias de seguridad Snapshots (instantáneas)
Una excelente razón para comenzar a utilizar una máquina virtual es la capacidad de crear instantáneas a nivel de sistema que pueden ser restauradas al instante.
Imagina que deseas instalar una nueva aplicación que está en versión de prueba y posiblemente inestable. O tal vez deseas desinstalar un montón de software que has acumulado en los últimos meses. O tal vez lo que quieres es ajustar algunas configuraciones del sistema. Pero en todos los casos, estás indeciso debido a la incertidumbre.

Puedes hacer una copia de seguridad instantánea. Si algo sale mal, puedes restaurar la instantánea y seguir adelante como si nada hubiera pasado. Estas copias de seguridad son como un sistema más amplio de restauración, y lo mejor de todo, están guardadas como archivos individuales que se pueden mover y almacenar en otro lugar (como un disco duro externo).

6. Clonar un sistema operativo a otra máquina
Dado que todo el contenido de una máquina virtual se almacena en un único archivo, puedes transferir fácilmente el archivo a otro equipo y cargarlo sin problemas (siempre y cuando se utilice el mismo software de virtualización).

Por ejemplo, las máquinas virtuales en VirtualBox se almacenan como archivos VDI. Sin importar qué sistema operativo anfitrión estés utilizando, puedes copiar el archivo VDI y cargarlo en un sistema operativo en otro equipo que ejecuta VirtualBox. Esto crea un clon de tu sistema que puedes llevar contigo dondequiera que vaya.

Y si utilizas VMware Player, es aún mejor. Con VMware vCenter Converter, puedes tener una instalación no virtual actual de Windows o Linux y convertirlo en una imagen virtual que se puede cargar en VMware Player en otro equipo. ¡Una manera muy ingeniosa de migrar sistemas operativos!

7. Desarrollar software para otras plataformas
A pesar de ser el último en esta lista, considero que este es el segundo uso más práctico en las máquinas virtuales: simplifica el flujo de trabajo para probar aplicaciones y sitios web a través de múltiples plataformas.

Por ejemplo, si va a crear un juego que se puede jugar en equipos de escritorio y dispositivos móviles, puedes utilizar la emulación virtual para probar diversos ejecutables en el mismo ordenador. En lugar de transferir archivos APK a tu Nexus, sólo basta con emular – junto con las versiones virtuales de dispositivos Samsung, HTC, etc.

La virtualización también te permite compilar a tipos de ejecutables. Incluso si se utiliza un framework de plataforma cruzada, sólo puede ser capaz de compilar los archivos de la aplicación en los archivos de Mac y EXE en Windows. En lugar de un arranque dual para cada proyecto, la virtualización simplifica el proceso.

Introducción al uso de máquinas virtuales
Antes de sumergirse en la virtualización, ten en cuenta que se necesita un equipo semi-potente como para realmente hacer uso de esta (es decir, CPU moderna, al menos 8 GB de RAM y un disco duro grande). Tratando de ejecutar una máquina virtual en un equipo débil será una experiencia frustrante.

Para empezar, te recomiendo esta guía para utilizar VirtualBox

Si conoces otro uso que le podemos dar a las máquinas virtuales o para qué las utilizas, por favor deja tu comentario. Ayúdame a difundir el artículo en las redes sociales.

Fuente: Makeuseof

2 comentarios:

  1. ¿Se puede virtualizar (no se si existe este verbo xD) un sistema operativo antiguo como MS DOS o Atari DOS?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si se puede (y de hecho la palabra virtualizar si existe) MS-DOS lo puedes virtualizar sin mayores problemas con virtual box, sin embargo si planeas ejecutar prgoramas graficos (como juegos 3D de aquella epoca o las primeras versiones de windows (que eran una mera interfaz para dos)) lo mejor seria usar un emulador dedicadoc omo DOSBox

      P.D: Atari DOS es virtualizable con virtualbox, pero requiere cierta configuracion "especial" del hardware virtualizado/emulado y desactivar en el VBox ciertas cosas como son la captura de raton

      Eliminar

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.