¿Por qué no se carga mi teléfono? 5 posibles soluciones

¿Tu teléfono inteligente iPhone o Android no se carga cuando lo enchufas? ¿Te preocupa que pueda ser el fin de tu amado dispositivo? Puedes revisar esta lista de verificación para encontrar la causa del problema.

por qué no se carga mi teléfono android

Revisar el puerto de carga

El puerto de carga de tu teléfono inteligente puede llenarse rápidamente de polvo, pelusa y otros desechos. Si los contactos dentro del puerto se obstruyen, es posible que el teléfono inteligente no pueda cargarse correctamente ya que no puede completar el circuito necesario.

Toma una linterna e inspecciona el puerto de carga de cerca. Luego puedes usar un objeto puntiagudo como un palillo de madera para limpiar todo lo que encuentres. Enchufar con frecuencia un cable de carga puede hacer que los desechos se compacten, por lo que es posible que debas repetir el proceso varias veces para limpiarlo por completo.

El uso de un objeto de metal (como un clip) puede dañar los contactos dentro del puerto de carga, así que ten cuidado si decides probar esta solución. Un palillo de dientes de madera es mucho más seguro ya que no rayará los contactos (y dañará cualquier recubrimiento), pero también deberás tener cuidado de no quebrarlo dentro del puerto.

También debes estar atento a los signos de daño dentro del puerto de carga. Puede ser difícil saber lo que estás buscando, pero las clavijas dobladas y la corrosión son bastante obvias.

Usar otro cable o adaptador

Si tu puerto de carga está limpio y no hay signos evidentes de daño, debes dirigir la atención a el cable de carga. Tienes que revisar el cable en busca de signos de desgaste y observar también los contactos cerca del punto de conexión. Es posible que puedas raspar cualquier suciedad del extremo del cable, pero los deshilachados y otros daños son una señal de que debes reemplazar el cable por completo.

El hecho de que un cable parezca estar intacto no significa que no sea el culpable. Si algo salió mal dentro del cable porque es viejo o sufrió daños por pellizcos, podría afectar la capacidad del cable para transportar una carga. Siempre vale la pena reemplazar el cable para eliminar una posible causa.

También es posible que el adaptador USB falle, así que considera cambiarlo también. Tampoco necesitas usar el mismo adaptador, casi cualquier cosa con un puerto USB debería funcionar, incluida una computadora portátil, un televisor inteligente o incluso tu automóvil.

Si encuentras que el adaptador es la causa, debes considerar reemplazarlo por uno que admita carga rápida. Si tienes un cargador inalámbrico de repuesto en la casa, también puedes intentar cargarlo.

Reiniciar tu dispositivo

A veces, los problemas de software pueden interferir con la capacidad de carga de tu teléfono inteligente. En caso de duda, apágalo y vuelve a encenderlo. Los teléfonos inteligentes modernos tienen circuitos de carga bastante sofisticados, lo que les permite usar de forma segura cargadores más potentes que los que vienen en la caja (particularmente para fines de carga rápida).

Dado que esto está controlado por software, no está fuera del alcance de la posibilidad de que reiniciar tu dispositivo pueda resolver el problema.

¿El cargador inalámbrico no funciona?

Las conexiones físicas son propensas a todo tipo de problemas, como desechos y conectores dañados. Los cargadores inalámbricos pueden parecer una mejor alternativa, pero incluso ellos pueden tener problemas. Lo primero que debes hacer es verificar que tu cargador inalámbrico esté definitivamente enchufado, especialmente si no hay un indicador LED.

Al igual que la carga con cable, tu cargador inalámbrico requiere un cable y un adaptador USB para funcionar. Deberías intentar cambiarlos para asegurarte de que no sean la razón de tu problema. Si usas una funda con tu teléfono inteligente, considera quitarla para probar la conexión.

Si aún no logras solucionar el problema , considera probar tu teléfono inteligente con un cable de carga estándar. Si nada funciona, puede haber un problema con el circuito de carga dentro de tu teléfono inteligente, que requerirá una solución más drástica.

¿Podría ser daño por agua?

La mayoría de los teléfonos inteligentes de gama alta ahora tienen cierta resistencia al agua básica, a menudo a una profundidad de aproximadamente 1 metro durante unos 30 minutos. Ir más profundo que la profundidad nominal ejerce una mayor presión sobre los sellos de tu dispositivo, con un mayor riesgo de filtración de agua. También es posible que los sellos de agua fallen por completo. Es otra razón por la que es esencial hacer una copia de seguridad de tu teléfono inteligente iPhone o Android.

El agua salada representa otra amenaza, ya que la sal puede corroer rápidamente los contactos de carga dentro del puerto en la parte inferior de su dispositivo. Incluso puedes encontrar residuos de sal dentro del puerto de carga, lo que también puede interferir al cargar tu dispositivo. Es posible que puedas limpiar la corrosión con un borrador de lápiz o usando vinagre blanco. Es una buena idea enjuagar el dispositivo con agua dulce después de exponerlo al agua salada.

El daño causado por el agua causado por el líquido que ingresa a tu dispositivo puede afectar la carga y probablemente no sea tan fácil de solucionar. Puedes intentar llevar tu dispositivo a un taller de reparación para que lo inspeccionen, donde puedes tener una idea de los costos involucrados en la reparación de tu teléfono inteligente. En muchos casos, un nuevo teléfono inteligente será la ruta más rentable.

5 mitos sobre la carga del teléfono que debes conocer

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente