Home office: todo lo necesario para trabajar o estudiar desde casa

La modalidad de trabajo o estudio remota no es nueva, pero a partir de la pandemia de Covid-19 originada en 2019, donde todas las personas debieron quedarse en sus hogares para cuidar su salud, se potenció. Miles de personas alrededor del mundo eligen hoy esta modalidad de trabajo remoto.

Trabajar o estudiar de manera online puede hacerlo cualquiera, sólo hace falta considerar algunos aspectos. Es necesario tener algún dispositivo con conexión a Internet (celular, tablet, computador), una cámara web para poder realizar y asistir a videoconferencias, una silla cómoda...y listo. Por lo general, los dispositivos móviles cuentan con una cámara incorporada, pero si alguien posee un computador tradicional, puede encontrar en el mercado muchas opciones de cámaras para computador que le permitirán realizar videoconferencias con buena calidad de imagen.

camara web home office

Las cámaras web para pc son pequeñas cámaras digitales que se conectan al computador a través de un cable, y que permite transmitir imágenes de video. Es importante tener en cuenta que los computadores de escritorio no cuentan con micrófono, por lo que es fundamental a la hora de adquirir una cámara, que sea una cámara para pc con micrófono.


En cualquier tienda de computación pueden encontrarse estos productos. Desde accesorios de computación hasta computadores, pudiendo comparar entre diferentes modelos y marcas para elegir el que mejor se adapte a las necesidades y el estilo del usuario.

home office camara

Los computadores pueden dividirse en dos grandes grupos: computadores de mesa y computadores portátiles. Los primeros son más tradicionales y clásicos, cuentan con un monitor, un teclado, un mouse, dos parlantes y un CPU, todo de manera independiente, mientras que los portátiles tienen todos estos elementos incluidos en una única pieza. Pueden encontrarse en el mercado muchos portátiles en promoción, ideales para quienes deseen o necesiten contar con un computador que puedan trasladar.

Ventajas del home office

Estudiar o trabajar desde la casa tiene grandes ventajas. En primer lugar, la comodidad de estar haciéndolo desde el hogar propio, lo que hace que el tiempo rinda más, al no tener que trasladarse hasta otro sitio, y que la persona se sienta más cómoda y tranquila, alcanzando un mejor rendimiento en su trabajo.


Por otro lado, al trabajar de manera remota, se evita tener que salir en días de condiciones climáticas adversas, evitando mojarse si llueve, o padeciendo mucho calor o mucho frío. Para quienes además utilizan el transporte público para trasladarse, esta modalidad evita los amontonamientos, las largas esperas y los posibles contagios de cualquier virus.


Quiénes pueden hacerlo

Quienes no realicen trabajos vinculados con la atención al público o en contacto con otras personas (como docentes, médicos, etc.) pueden hacer home office. Es decir, quienes hagan trabajos administrativos o que no impliquen necesariamente el contacto con otros en un mismo espacio físico. Por supuesto, esto dependerá también de la empresa para la que se trabaje o el área en que se desempeñe cada persona.


Qué elementos se necesitan

Pero para quienes sus trabajos sí lo permiten, sólo necesitan contar necesariamente con algunos elementos que permitan llevar adelante el trabajo remoto. En primer lugar, es necesario un dispositivo, especialmente un computador, que permite realizar el trabajo. Este computador a su vez deberá contar con conexión a Internet, cámara web y micrófono.


La cámara web y el micrófono son elementos fundamentales ya que es muy común que durante las jornadas de home office se realicen videoconferencias en donde se intercambian ideas entre los colegas, se debaten proyectos o se realizan capacitaciones.


Por último, una silla adecuada hará que la persona que trabaje muchas horas no sentada no sufra lesiones en su espalda o columna, permitiendo así que el trabajo se desarrolle de manera más confortable y armoniosa.

¿Computador de mesa o portátil?

Existen diferentes tipos modelos de computador, que se adaptan a distintas necesidades. Estos pueden clasificarse a grandes rasgos en dos grandes grupos: los computadores de mesa y los computadores portátiles.


Computador de mesa

Los computadores de mesa son los modelos más clásicos y tradicionales. Salieron al mercado en la década de 1980 pero se popularizaron a mediados de la década de 1990. Con el paso del tiempo han ido evolucionando, y los que se conocen en la actualidad poco tienen que ver con aquellos gigantes computadores.


Estos computadores se componen por un monitor o pantalla, un teclado, un mouse, dos parlantes, una cámara web y un CPU. Las pantallas actualmente pueden ser de más de 30 pulgadas; son monitores delgados y cómodos. Los teclados solían ser rígidos, pero ahora además de esta opción, pueden encontrarse teclados ergonómicos o flexibles, brindando al usuario una experiencia más cómoda y saludable.


El mouse de los computadores puede ser inalámbrico o con conexión por cable. Estos dispositivos sirven tanto para computadores de mesa como para incorporar a los computadores portátiles que no traen uno incorporado, sino que cuentan con el touchpad que cumple esa función.


Los computadores de mesa son ideales para quienes desean tener armado un espacio de trabajo en un sitio particular, y que no necesitan mover.


Computador portátil

Por su parte, los computadores portátiles son ideales para quienes necesitan trasladar su equipo. Son pequeños, livianos y cómodos y cumplen las mismas funciones que un computador tradicional.


Son equipos de una sola pieza, en la que se incluye el teclado, la pantalla, el touchpad, cámara web y micrófono. Existen de muy diversas calidades, ya que para un uso hogareño no es necesario contar con mucha capacidad en memoria RAM ni placas de video o sonido especiales, mientras que si el uso que va a dársele es laboral, sí es mejor contar con componentes de mejor calidad y capacidad, para evitar pasar malos momentos.


En el mundo actual, y especialmente a partir de la pandemia de Covid-19, es muy común realizar videoconferencias laborales o recreativas, con amigos y familia. Esto puede hacerse desde cualquier dispositivo móvil.


Para una mejor experiencia laboral haciendo home office, es recomendable contar con los equipos adecuados, disfrutando y optimizando el tiempo.

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.

Publicar un comentario (0)
Artículo Anterior Artículo Siguiente