sábado, 4 de enero de 2020

Este es el “verdadero” Tony Stark y tiene 4 chips implantados en sus manos

Es como Tony Stark de los Vengadores en la vida real. Ben Workman, un ingeniero de software de 29 años,  ha fusionado la tecnología con su propio cuerpo.



Workman tiene implantados chips de computadora RFID y NFC en sus manos. También tiene una llave Tesla implantada en su mano derecha para controlar el acceso a su vehículo Tesla.



Tiene un imán en su mano izquierda, que dice que usa principalmente para fines de entretenimiento tipo villano de Marvel como Magneto. Lo usa para atraer clips y metal hacia ll campo magnético de su mano.


Con los chips RFID y NFC, sus manos reemplazan parte de la funcionalidad de un teléfono inteligente.
ben workman tony stark
El ingeniero de software Ben Workman tiene cuatro chips implantados en sus manos y puede realizar varias tareas automatizadas.

Por ejemplo, con un toque de su mano, puede copiar la información de contacto de alguien desde su teléfono en su chip insertado y luego agregarlo a su base de datos de contactos. También puede configurar el Wi-Fi.

“Si tengo un enrutador y tengo su configuración, puedo enviar esa configuración al chip. Puedo configurar una red Wi-Fi automáticamente”, afirma Workman.

Ingeniero de software

Como ingeniero de software, Workman es programador y puede escribir código para los implantes. “Puedo programar cualquier cosa con domótica en mis chips”, asegura. 

Utiliza sus manos para controlar los dispositivos inteligentes de su hogar, como encender y apagar las luces, y programó su mano para reemplazar la insignia de trabajo que usa para abrir la puerta.

Dice que el proceso de implantación es el mismo tipo de microchip realizado en gatos y perros. Y no es indoloro.

“Me duele, seguro”, dice. “Es un dolor vehemente, luego desaparece”. La RFID, NFC y el imán lo insertó justo debajo de su piel usando una jeringa y equipo médico. “Estas son agujas grandes”, explicó.

Cuando se propuso obtener los implantes por primera vez, no pudo encontrar un médico, un veterinario o incluso un salón de tatuajes/perforaciones que aceptara llevar a cabo el procedimiento.

Llamó a su primo, un flebotomista, para que lo ayudara con sus dos primeros implantes.

Una vez que los chips están adentro, afirma que no hay molestias. El imán, sin embargo, es bastante grande, y dice que le causa “un poco de sensación cuando mueve la mano”.

Implantar la llave Tesla fue un procedimiento más complicado.

“Tuve que enviar la llave a una compañía llamada Dangerous Things. Toman la llave, la disuelven en acetato, la reforman y luego le ponen un polímero médico”.

Conseguir que la llave encajara dentro de su mano requería una incisión de 5 mm con un bisturí en el dorso de la mano hasta los nudillos.

La incisión tardó en sanar, pero Workman asegura que no ha tenido infecciones ni complicaciones por ninguno de los implantes.

Biohacking

Este tipo de modificación corporal se conoce como “biohacking”. En cuanto a por qué se sometió voluntariamente a estos procedimientos, Workman asegura que es para acercarse a la tecnología. Trabaja como investigador de ciberseguridad en Utah y está estudiando la eficacia de estos implantes para mejorar la ciberseguridad.

Dice que estamos almacenando nuestra información más importante en nuestros teléfonos. “Si te roban el teléfono, pueden desbloquear las llaves del reino”, dijo Workman.

“Tener un teléfono robado es un gran problema. La tecnología implantada es muy difícil de robar”. Aunque, dijo, hay dispositivos que pueden clonar datos almacenados en chips implantados.
“Pero tendrías que tener el dispositivo muy cerca [de la persona]. Tendrías que estar a 3 centímetros”.

Pero, ¿qué tan realista es que las personas se sometan a un procedimiento incómodo, solo para mantener sus datos más seguros? ¿Y qué hay de cosas como pasar por escáneres de aeropuerto o hacerse pruebas de diagnóstico médico como resonancias magnéticas o radiografías?

Workman dijo que los escáneres TSA no detectan sus implantes porque no se realiza radiografías. Y una radiografía, dijo, mostraría los implantes. Si necesito una resonancia magnética, tendría que eliminar el imán.

También dijo que hay personas que están entusiasmadas con los implantes tecnológicos y se han sometido a los procedimientos.

“Esto se ha estado haciendo durante unos 23 años. Los implantes tecnológicos se han popularizado en Suecia y Europa”.

“En Estados Unidos todavía hay muchas dudas generadas al respecto”, según Workman. No cree que el procedimiento sea ampliamente aceptado a menos que “se convierta en un procedimiento más compacto e indoloro, como la perforación del oído”.

¿Qué opinas sobre esta historia? Por favor comparte el post en las redes sociales.


Fuente: ABC News

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.