martes, 10 de octubre de 2017

PureVPN ayudó al FBI a atrapar a acosador cibernético entregando sus registros

El pasado fin de semana fue arrestado en la Ciudad de New Town, Massachusetts, Ryan Lin – esto luego de que sus registros VPN fueran proporcionados por PureVPN, una de las empresas más reconocidas en el ámbito de los servicios VPN.


Lin fue arrestado por que se le acusa de acoso cibernético contra su ex compañera de cuarto, Jennifer Smith, de 24 años. Inicialmente, el caso fue manejado por el departamento de policía de Waltham, pero luego fue transferido al FBI.


De acuerdo con el comunicado de prensa del departamento, Ryan Lin estaba “involucrado en una extensa y multifacética campaña de hacking y acoso cibernético que comenzó en abril de 2016 y continuó hasta la fecha de su arresto, contra una víctima de 24 años, familia, amigos e instituciones asociadas con ella”.
PureVPN ayudó al FBI a atrapar a acosador cibernético entregando sus registros

PureVPN, un proveedor de servicios de Red Privada Virtual, ayudó a extraer información sobre las actividades en línea del acusado, que estaba tratando de ocultarse con una VPN. Inicialmente, PureVPN afirmó que los registros ni siquiera existían y también lo menciona en su política de privacidad página:

"No supervisamos la actividad del usuario ni guardamos ningún registro.  Por lo tanto, no tenemos registro de tus actividades.”

Sorprendentemente, después de algún tiempo, los mismos datos fueron proporcionados a las fuerzas del orden público para reunir pruebas, rastrear y detener a Lin, de 24 años de edad. Esto significa que estos registros existen y pueden resultar útiles para capturar criminales.

En el caso de Lin, las actividades en línea de los acusados ​​fueron rastreadas a partir de abril de 2017 y los registros obtenidos de PureVPN mostraron dos cuentas iguales; uno de ellos era la cuenta de correo electrónico de Lin mientras que la otra era la cuenta de Teleportfxgmail. Ambos accedieron utilizando la misma dirección IP.

Según se informa, PureVPN determinó que un único cliente accedía a dos direcciones IP del mismo origen. Estos incluyen la dirección IP de RCN, que resultó ser la residencia de Lin, y otra dirección fue rastreada en la empresa de software donde Lin trabajó en ese momento. Su campaña de cyberstalking duró 16 meses.

El FBI afirma que Lin utilizó una serie de servicios de privacidad como Tor para ocultar su dirección IP, utilizó el servicio de mensajes de texto internacional anonimizado TextNow, VPN’s y proveedores privados de servicios de correo electrónico para llevar a cabo sus maliciosos objetivos. Sin embargo, su error fue que utilizó una computadora de trabajo, los investigadores pudieron seguir las pistas que dejó para vincular la evidencia con Lin. Si es condenado, Lin pasará cinco años tras las rejas y casi tres años de libertad supervisada.

No se puede negar el hecho de que la detención de Lin por el FBI está justificada, dado que las acusaciones son verdaderas, ya que Smith afirma que Lin la acosó a ella, a sus amigos y familiares. No sólo esto, el acusado “filtró las contraseñas de las cuentas en línea de Smith, publicó falsas imágenes sexualmente explícitas de sus registros en línea, publicó diarios personales que proporcionaban detalles de encuentros sexuales y creó un perfil falso en un sitio con su nombre y facilitó encuentros sexuales en sitios dedicados a la prostitución, fetiches sexuales, etc.”.

Según Smith, Lin tenía fantasías sexuales con ella y también engañó a su amiga para que llamara a la policía a su casa, envió “imágenes que probablemente constituyen pornografía infantil, violaciones, muertes y amenazas de bomba” a su familia y amigos.

A pesar de que el comportamiento es despreciable y personas como Lin merecen estar tras las rejas, PureVPN no cumple con el hecho de mantener la privacidad de sus usuarios – la mayoría de los usuarios de VPN son a diferencia de Lin, conscientes de la privacidad. La mayoría de los usuarios prefieren que las VPN no guarden registro de sus actividades, no para realizar tareas maliciosas, sino para garantizar la seguridad de los datos personales. Muchos usuarios cambian a los servicios de VPN ya que quieren acceder a sitios como Netflix, iTunes o YouTube, acceder a sitios web bloqueados o comunicarse con familiares o personas en el extranjero, aparte de usarlos para mantenerse en el anonimato.

Ninguno de estos usos son dañinos para otros usuarios. Por otra parte, sólo uno de cada cuatro usuarios depende de una VPN para navegar por la red, por lo que es bastante poco práctico creer que alrededor de 800 millones de usuarios en todo el mundo están utilizando VPN para actividades maliciosas. Las personas conscientes de la privacidad sin duda se sentirían traicionadas cuando las empresas como PureVPN los engañó prometiendo una cosa y haciendo algo totalmente diferente.

¿Qué opinas de esta noticia? ¿Qué servicio de VPN usas tú? Por favor comparte el post en las redes sociales.


Fuente: Hackread 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.