sábado, 26 de agosto de 2017

Cómo mejorar tu “higiene cibernética” en 5 sencillos pasos

Todos sabemos que cuidar de nuestra higiene personal es importante para nuestra salud y bienestar. En el mundo digital, tenemos que ser conscientes y cuidar de nuestra higiene cibernética.


Si bien el término es inusual, significa realizar controles regulares y modificar algunos comportamientos para mejorar nuestra seguridad en internet. Estos consejos evitarán que sufras un ataque de parte de los cibercriminales.

Permíteme guiarte a través de cinco sencillos pasos para mejorar tu higiene cibernética.

1. Mantener el software actualizado
El software en el que todos confiamos todos los días no es perfecto. Casi todos los sistemas operativos y aplicaciones tienen fallas ocultas en algún lugar de su código. A medida que se conoce la falla, los desarrolladores la corrigen rápidamente y liberan las actualizaciones del software. Como usuarios, estas actualizaciones constantes pueden llegar a ser frustrantes, pero sin ellas, las fallas conocidas pueden ser explotadas y utilizadas para atacarte.

Los ataques globales del ransomware como WannaCry y NotPetya explotaron fallas conocidas para propagar malware. En el caso de WannaCry, Microsoft había publicado una actualización para ese exploit meses antes, pero muchos equipos no habían sido actualizados, lo que condujo a una infección masiva.

Afortunadamente, el proceso de mantener actualizado el software nunca ha sido tan fácil como hoy. Windows Update ofrece actualizaciones sencillas. Los equipos macOS de Apple se pueden actualizar directamente desde la Mac App Store junto con otras aplicaciones. Como muchos de nosotros usamos nuestros teléfonos inteligentes como nuestro principal dispositivo, es importante asegurarse de que iOS y Android están completamente actualizados. Asegúrate de instalar las actualizaciones de la aplicación lo más seguido posible, especialmente para aplicaciones sensibles como la banca en línea.

2. Realizar copias de seguridad periódicas (backups)
Hace apenas unos pocos años había pocas opciones de respaldo fáciles de usar y configurar. Ahora hay opciones cómodas y prácticas para casi todos los dispositivos y sistemas operativos.

Windows 10 tiene una gama de opciones de respaldo directamente en el sistema operativo, eso sin contar todo el software de terceros disponible. Por supuesto, Apple venció a Microsoft incorporando Time Machine en 2007. Incluso nuestros teléfonos inteligentes ahora son respaldados automáticamente a iCloud o Google Drive.

El almacenamiento en la nube ha proliferado recientemente con ofertas disponibles de casi todas las grandes empresas de tecnología. En un esfuerzo por competir unos con otros, los servicios oscilan entre $ 10 dólares al mes. Puedes utilizar sus ofertas generosas para hacer una copia de seguridad de tus archivos y tenerlos a tu alcance sin importar dónde te encuentres.

Servicios como Amazon Cloud Drive y Google Photos te permitirán almacenar fotos ilimitadas sin costo adicional. Por supuesto, si prefieres una copia de seguridad local, siempre puedes usar un dispositivo NAS (Network Attached Storage) para depositar todos tus archivos. Los dispositivos NAS te permitirán incluso usar varias unidades para una redundancia mejorada.

3. Utilizar un antivirus
Para los usuarios de Windows, es casi seguro que han tenido un virus, malware o algún otro software malicioso en tu computadora sin tu consentimiento. Durante los días de Internet Explorer 6 y Windows XP, la vulnerabilidad del sistema operativo era algo muy común. Años después, con la llegada de Windows 10 este trae incorporado un antivirus robusto llamado Windows Defender. No obstante, este no es suficiente para protegerte, hay mejores opciones si quieres una verdadera protección.


La idea de que los ordenadores Mac son inmunes a virus y malware ha sido refutada muchas veces. Por eso, ejecutar un antivirus en tu Mac no es una mala idea. Como los teléfonos inteligentes se han vuelto sumamente populares, los atacantes maliciosos han enfocado algunos de sus recursos hacia dispositivos móviles. Tu teléfono inteligente contiene información sensible, por lo que debes tomar precauciones en este también.
Cómo mejorar tu “higiene cibernética” en 5 sencillos pasos
4. Usar una mejor contraseña
Dada la cantidad de cuentas que usamos todos los días, no es de extrañar que muchos de nosotros confiemos en contraseñas simples y fáciles de recordar como “123456”. Estas contraseñas que a menudo siguen los patrones de nuestros teclados se vulneran fácilmente en caso de una fuga de datos.

Usar una contraseña más fuerte y más compleja puede ayudar, pero el problema de recordarla fácilmente permanece. Las contraseñas complejas se olvidan fácilmente a menudo y terminan escrita en algún lugar, lo que socava la seguridad de usar la mejor contraseña.

Por ello, debes recurrir a un gestor de contraseñas. Estas útiles piezas de software funcionan como una bóveda digital segura para todas tus contraseñas, a menudo bloqueadas con una contraseña maestra. Esto significa que sólo tienes una contraseña para recordar.

Muchos gestores de contraseñas incluso tienen una función para generar y almacenar automáticamente contraseñas seguras para ti. Si bien hay muchos beneficios de usar gestores de contraseñas, ten en cuenta que no son perfectos.

5. Cuidado con las amenazas en línea
Nos hemos acostumbrado a la siempre presente amenaza de las personas que tratan de manipular, engañar. La mayoría de nosotros probablemente se ha encontrado con una variación de la estafa de correo electrónico de Nigeria, pero hay muchas otras amenazas más insidiosas por ahí también.

Los estafadores siempre están buscando nuevas formas de aprovechar nuestros hábitos y rutinas. Esto ha llevado a la popularización de técnicas como phishing ,vishing y smishing . Los tres ataques intentan engañarte para que hagas clic en enlaces falsos o divulgues información personal mediante correos electrónicos, o mensajes de texto. Ser capaz de detectar un correo electrónico de phishing o mensajes de texto falsos puede ser invaluable en el esfuerzo por proteger tus datos.

Higiene Cibernética
A veces puedes sentir que no pasa un día sin que se produzca otra filtración (como las recientes filtraciones de fotos íntimas de celebridades), hack o ataque global de malware. No es de extrañar que acabemos con fatiga de la seguridad. Afortunadamente, al administrar tu higiene cibernética, crearás un obstáculo adicional para cualquier ciberdelincuente.

Si deseas mejorar tu seguridad cibernética, puedes agregar la autenticación de dos factores (2FA) a tus cuentas en línea. Usar una red privada virtual (VPN) es una de las mejores cosas que puedes hacer para mejorar tu seguridad en línea y mantener alejado a los espías. Todos publicamos mucha información en línea, pero si quieres estar protegido hay cosas que nunca debes compartir.

¿Cómo administras tu ​​higiene cibernética? ¿Qué otra medida debería agregar?
Por favor comparte el post en las redes sociales.



Fuente: Makeuseof

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.