jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Es el cerebro una computadora?

El funcionalismo es, hablando coloquialmente, la teoría de que la mente es lo que hace el cerebro. La forma más popular de funcionalismo es el funcionalismo computacional, que postula que la mente es al cerebro como el software es al hardware. El Funcionalismo Computacional propone que el pensamiento es una especie de cálculo.




Hay varias razones de peso para creer que el funcionalismo no es cierto. El argumento más popular contra el funcionalismo es el argumento “Chinese Room” de Searle. El argumento fue publicado en 1980 por John Searle, quien es un destacado filósofo de la mente.



El propósito de Searle en su argumento del “Chinese Room” era negar la posibilidad de una verdadera Inteligencia Artificial, para negar la posibilidad de que una computadora puede pensar:




Imagina que eres una persona de habla Inglés y no hablas chino. Te has mudado a China y consigues un trabajo en un stand en una plaza pública. El propósito es dar respuestas a preguntas que la gente de habla china escribe en pequeños trozos de papel, e ingresan al stand a través de una ranura. La respuesta se escribe en un pequeño trozo de papel y se devuelve a la persona china a través de otra ranura.


el cerebro es igual a una computadora


Dentro del stand tienes un libro muy grande. El libro contiene todas las posibles preguntas que pueden hacer y las respuestas correspondientes; todas escritas sólo en chino. Tú no entiendes ni una pizca de chino. No entiendes nada de lo escrito en el libro. Cuando se ingresa una pregunta que coincide con los caracteres chinos idénticos a la pregunta en el libro, lo siguiente es escribir los símbolos chinos correspondientes a la respuesta y se devuelve a través de la ranura de respuesta.

La persona China que recibe la respuesta asume que hablas chino. Tú no entiendes ni la pregunta ni la respuesta, porque no entiendes chino.

Searle sostiene que lo que se lleva a cabo es un cálculo. El Stand es análogo a una computadora, tú eres análogo a un CPU, y la información escrita en chino es análogo al algoritmo. La pregunta y la respuesta por escrito en el papel son la entrada y la salida a la computadora.
Searle señala que el cálculo realizado en el stand por su ocupante no implica ninguna comprensión de las preguntas y las respuestas proporcionadas. Su punto es que la computación es un proceso algorítmico que no implica comprensión. Una computadora que lleva a cabo un cálculo en base a un algoritmo sin ninguna comprensión del proceso, es igual al cálculo que llevaste a cabo en el Stand, sin ninguna comprensión de la pregunta o respuesta.

Para usar una analogía, el cálculo es como sintaxis. El pensamiento es como la semántica. El pensamiento está sobre la comprensión del proceso, porque mecánicamente lleva a cabo la adecuación de una entrada a una salida, de acuerdo con un algoritmo.

El argumento del “Chinese Room” es una negación de que las computadoras son capaces de pensar, y es una negación de que el funcionalismo computacional es una descripción válida de la mente.
Se han propuesto una serie de argumentos en respuesta a Searle. El argumento más común es que el entendimiento en el Stand está contenido en el libro, por lo que la comprensión es una parte de la computación.

La respuesta a que el libro es análogo a un algoritmo, es que el algoritmo es un software escrito por un programador humano. La Computación en efecto, implica la comprensión, pero el entendimiento de este es de los ingenieros que construyeron el equipo y quien lo programó. El equipo en sí no tiene entendimiento. La comprensión es una parte de la programación, pero la computadora no entiende nada.


Searle propone que la mente no es una tipo de computación, el funcionalismo computacional no es una teoría adecuada de la mente, y que la verdadera inteligencia artificial no es posible.

Entonces, podemos concluir que El cerebro no es una computadora.

¿Y tú qué piensan sobre esto, estás de acuerdo con el planteamiento de Searle?

Fuente: Evolution News

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.