martes, 13 de noviembre de 2018

¿Qué hacer si mi computadora con Windows no enciende?

Cuando una computadora se arranca o se inicia, se cargará el sistema operativo Windows. Hay muchos archivos que se ejecutan y procesos que se inician para que Windows se cargue correctamente.






Si una computadora no puede cargar el sistema operativo Windows, el problema puede deberse a varias causas posibles. Revisa las causas posibles y las opciones de resolución a continuación para tratar de resolver el problema en tu computadora.




Hardware recién instalado
El nuevo hardware en una computadora a veces puede causar problemas si la computadora no puede iniciar Windows correctamente o en absoluto. Si recientemente instalaste un nuevo hardware en tu computadora, apaga la computadora, quita el nuevo hardware y vuelve a iniciar la computadora.
la pc no enciende causas y soluciones

Si la computadora puede iniciar Windows correctamente después de eliminar el nuevo hardware, intenta conectarlo nuevamente, si el problema persiste, el hardware puede ser incompatible o defectuoso. Si no hay hardware nuevo o el hardware nuevo se ha eliminado y la computadora no puede iniciar Windows, continúa con la siguiente sección a continuación.

Controladores de hardware obsoletos o dañados
El sistema operativo Windows se basa en los controladores para entender cómo comunicarse y trabajar con el hardware en la computadora. Si un controlador no está actualizado o se daña, Windows puede volverse inestable y, a veces, hacer que la computadora no arranque en Windows.

Una opción para intentar actualizar o reinstalar un controlador es iniciar la computadora en Modo seguro (selecciona la opción Modo seguro con funciones de red). Una vez en Modo seguro, ingresa al Administrador de dispositivos de Windows y verifica si hay dispositivos con un signo de exclamación amarillo o una X roja junto a ellos.

Si algún dispositivo tiene un signo de exclamación o una X roja, has clic con el botón derecho en ese dispositivo y selecciona Actualizar controlador para buscar un controlador actualizado en Internet. Si no puedes encontrar un controlador actualizado, intenta hacer clic derecho en el dispositivo, selecciona Desinstalar dispositivo y reinicia la computadora. Al desinstalar el dispositivo y reiniciar la computadora, forzará a Windows a intentar y reinstalar el dispositivo automáticamente, lo que a veces puede solucionar el problema.

Si actualizar los controladores o desinstalar y volver a instalar el dispositivo no soluciona el problema de inicio de Windows, continúa en la siguiente sección.

Archivos dañados del sistema
Cuando Windows se está cargando, muchos archivos del sistema se están ejecutando. Si uno o más de esos archivos del sistema están dañados, puede causar que Windows no se cargue correctamente o no se inicie.

Puedes reparar archivos corruptos del sistema activando un punto de restauración de Windows o ejecutando el proceso de reparación de Windows.

Activar punto de restauración
Si se han creado puntos de restauración de Windows, puedes intentar activar un punto de restauración antes de que comience a ocurrir el problema de inicio de Windows. Como Windows no se inicia normalmente, puedes intentar acceder al Modo seguro para activar un punto de restauración.
  1. Enciende o reinicia la computadora y accede al menú Modo seguro.
  2. Seleccione la opción Modo seguro con símbolo del sistema en el menú.
  3. En el símbolo del sistema, escribe rstrui.exe y presiona Enter.
  4. Sigue las instrucciones y las indicaciones proporcionadas para encontrar y activar un punto de restauración antes de que Windows comience a tener problemas para iniciar Windows normalmente.

Si la activación de un punto de restauración no funciona para solucionar el problema de inicio de Windows, o si no hay puntos de restauración disponibles, deberás probar el proceso de reparación de Windows.

Proceso de reparación de Windows
Algunas computadoras proporcionan la función de reparación a través de la consola de recuperación o el entorno de recuperación del sistema, al que se puede acceder cuando la computadora se inicia por primera vez. La mayoría de las veces, una de las teclas de función, como F1, F2, F10 o F12, o posiblemente la tecla R te llevará a la consola de recuperación. Una vez en la consola de recuperación, busca una opción Reparar o Restaurar Windows. El proceso de reparación solo debe reemplazar los archivos del sistema operativo Windows y no eliminar ninguno de sus archivos.

Si no s acceder a la consola de recuperación o la recuperación del sistema, o la opción Reparar o Restaurar no está disponible, usa un disco de instalación de Windows o una unidad USB para acceder a la función de reparación de Windows. Inicia la computadora y arranca al disco de instalación de Windows. Cuando se muestra el menú de instalación, busca una opción de reparación de Windows y selecciona esa opción. Sigue las instrucciones para ejecutar el proceso de reparación. Nuevamente, solo se deben instalar los archivos del sistema operativo Windows y sus archivos deben permanecer intactos.

Si la ejecución del proceso de reparación de Windows no soluciona el problema, continúa con la siguiente sección a continuación.

Sectores dañados u otros problemas de disco duro
Los problemas en un disco duro, como los sectores defectuosos, pueden hacer que Windows no se inicie correctamente. Los problemas del disco duro pueden ocurrir sin previo aviso, pero también pueden solucionarse en muchos casos.

Puedes probar un disco duro para detectar fallas utilizando diferentes utilidades gratuitas, algunas de las cuales ya están disponibles en su computadora. Los fabricantes de discos duros a menudo proporcionan utilidades de escaneo y prueba para sus discos duros específicos.

Pruebe el disco duro en busca de fallos y, si se encuentra alguno, ejecuta el proceso de reparación disponible para intentar solucionar el problema. Si la unidad de disco duro tiene demasiados fallos o el proceso de reparación no funciona para solucionar el problema, es probable que debas reemplazarlo.

Si la unidad de disco duro funciona correctamente o si la reparación de algún problema de la unidad de disco duro no soluciona el problema de inicio de Windows, continúa con la siguiente sección a continuación.


Otros fallos de hardware
Si no instalaste ningún hardware nuevo y el disco duro está funcionando correctamente, es posible que otra pieza de hardware existente en la computadora esté causando el problema. Una motherboard defectuosa, o la tarjeta de video, o parte de la memoria RAM puede hacer que Windows no pueda iniciarse correctamente.

Para probar problemas de hardware, puedes crear y usar un UltimateBoot CD, que contiene una colección de utilidades de solución de problemas para tratar de identificar y, a veces, solucionar problemas de hardware. Si te encuentras una pieza de hardware defectuosa, deberás reemplazar ese hardware y luego probar la computadora para ver si puede iniciar Windows correctamente.

Reinstalar Windows
Si después de probar todas las opciones de solución de problemas anteriores, los problemas de arranque de Windows continúan, lo mejor es volver a instalar Windows. Una reinstalación completa de Windows borrará todos los archivos en la computadora y reinstalará el sistema operativo.

Si es posible, retira el disco duro de la computadora y conéctalo a otra computadora como un disco duro secundario o como un disco duro externo utilizando un kit de alojamiento. Luego, has una copia de seguridad de tus archivos para que no pierdas ninguno de ellos.

Una vez que hayas realizado una copia de seguridad de tus archivos, vuelve a conectar el disco duro a la computadora e instala nuevamente el sistema operativo Windows. Al pasar por el proceso de instalación, asegúrate de seleccionar primero la opción de borrar todos los archivos en el disco duro. Hacerlo puede ayudar a garantizar que Windows se reinstale completamente y de manera adecuada y que funcione nuevamente una vez que se complete el proceso de instalación.

¿Te ha servido el articulo? ¿Conoces otra posible solución a este problema?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mí, porque me ayuda a mejorar. Si te gustó el articulo o tienes alguna sugerencia, déjame tu comentario con tu nombre para poder responderte tan pronto como pueda.